Postres y Cortados

Espero que disfrutaran la intensa sesión de gastronomía financiera en nuestra entrada anterior. Recetas innovadoras que pueden añadir a sus platos según les guíe su paladar. Tanto en la cocina como en el parqué se consiguen los mejores guisos cuando diferentes sabores se entremezclan de tal forma que no se impone la contribución de cada ingrediente particular, pero en cambio sí que se notaría su ausencia.

Es importante destacar que todas las ideas culinarias que probamos entonces son sistemas “long only”. Es decir; sólo toman posiciones largas y, por tanto, sólo pueden obtener rentabilidad si el mercado sube, logrando como mucho no caer  en exceso cuando el mercado desciende. ¿Es eso todo a lo que podemos aspirar?

Indudablemente no; también podemos tomar posiciones cortas con el fin de protegernos (en inglés, hedge) y obtener una rentabilidad que nos proteja total o parcialmente de las caídas de los precios de los activos. Antes de aventurarnos por esta ruta debo advertirle que proceda con mucha precaución, como ya comenté cuando introduje el concepto de las posiciones cortas, porque pueden ser armas de destrucción masiva de su patrimonio.

Muchos asocian ganancias astronómicas con posiciones bajistas, pero eso se debe en gran medida a la presencia de apalancamiento, que es un tema diferente y aplicable tanto a largos como a cortos. La realidad es que trabajando el lado largo las pérdidas son limitadas y las ganancias potencialmente ilimitadas, mientras que en el lado vendedor las pérdidas son ilimitadas y las ganancias limitadas.

Apostar por el alza de la bolsa es, en general y a largo plazo, más sólido que lo contrario cuando hablamos de renta variable; lea a Carlos Doblado haciendo referencia a los estudios de Jeremy Siegel para verlo plasmado históricamente. Claro que también hay fases y títulos bajistas que, si manejamos bien, pueden permitirnos conseguir un sistema ganador tanto en fases alcistas como bajistas. Esto frecuentemente implicará sacrificar una porción de su potencial al alza, nada sale gratis en este mundo, pero en conjunto le puede resultar de interés. Sobre todo si no atiende sólo a la rentabilidad y considera también importante la volatilidad.

Así que mientras nos deleitamos con los dulces de los postres vamos a pedir una ronda de cortados para ver si nos pueden despejar la mente un poco después de tanto atracón.

MACD

Para mantener nuestros cortos bajo control nos serviremos de un instrumento similar aunque ligeramente más refinado que la medias móviles “desnudas”, llamado Moving Average Converge / Divergence, o MACD en breve. Este indicador convierte dos medias móviles en un oscilador de momento substrayendo la de periodo más largo de la de periodo más corto. El MACD fluctúa alrededor del origen (punto cero) según las medias convergen (de ahí su nombre) ofreciendo una lectura tanto de la tendencia como del momento del subyacente. Por contra al no estar normalizado no resulta muy útil para identificar niveles de sobrecompra o sobreventa; para ello podemos complementarlo con un RSI como vimos con anterioridad, pero de momento nos servirá para nuestros propósitos.

Una tercera media móvil añadida al MACD actúa como línea de señal. Cuando dicha línea cruce la  propia del MACD nos proporcionará la alerta oportuna, según la dirección del cruce. Tradicionalmente se utilizan medias móviles exponenciales con periodos de 26, 12 y 9 días respectivamente.

postre_cafe_tarta_chocolate_3840x2400

8: Cortos

Regresemos a nuestro archivo DbStrategy.py y, siguendo las indicaciones de nuestra entrada anterior, dispongámonos a examinar el Escenario 8, que es muy similar al escenario anterior pero además incluye una serie de condiciones para posiciones cortas.

Por la parte larga, la rutina es las misma: cruce de medias móviles tanto para entrada como para salida, operando en los dos tercios superiores del mercado por fundamentales; es decir, los 20 valores superiores del índice.

Para entrar corto voy a pedir corte a la baja del MACD del precio y al alza del MACD del volumen, confiando en una intuición básica del análisis técnico:

  • Precio ascendente y volumen ascendente: rally fuerte.
  • Precio ascendente y volumen descendente: rally débil.
  • Precio ascendente y volumen ascendente: pullback fuerte.
  • Precio ascendente y volumen ascendente: pullback débil.

Además exigiré que ambos cortes se produzcan en sincronía, es decir, durante la misma sesión. Con estas condiciones tan restrictivas me puedo perder muchas oportunidades, pero pretendo protegerme de falsas entradas con nefastas consecuencias.

Para salir, en cambio, voy a ser mucho más ligero: sólo pediré confirmación mediante cruce al alza del MACD del precio (al alza porque, recuerden, las condiciones de ganancia de un corto son la imagen especular de una posición larga).

Y lo más relevante de todo: sólo permitiré a mi algoritmo buscar oportunidades de cortos en la parte, por fundamentales, veto a las posiciones largas: el tercio inferior del mercado, los últimos 15 valores del índice.

Para acomodar las nuevas operaciones ampliaremos el tamaño de nuestra cartera a 15 ideas de especulación (pero sin poner mas capital, lo que haremos será fraccionar más el dinero) aunque no asignaremos particiones fijas, es decir; tendremos una cantidad variable de largos y cortos según las circunstancias del mercado nos proporcionen oportunidades, pero en ningún caso la suma será superior a 15 activos – aunque no tendremos ningún problema en ocupar menos posiciones y mantener el resto en liquidez si no se dan las condiciones propicias.

Cuando ejecute el Escenario 8 obtendrá estos datos:

Escenario 8
Ratio de Sharpe 100.38
Rentabilidad Anualizada 11.29%
Rentabilidad Acumulada 382.69%
Volatilidad 10.92%
Pérdida Máxima 19.06%

¡Fantásticos resultados! No sólo conseguimos una rentabilidad anualizada superior al 11% (382.69% en todo el periodo), sino que cortos y largos se apoyan reduciendo la volatilidad y contribuyendo por vez primera a un ratio de Sharpe superior a 100.

cortos

 

Siguientes Pasos

Más allá de los disclaimers habituales, “resultados pasados no garantizan beneficios futuros” y etcétera, por favor tómese estos resultados con grado de escepticismo. En estos ejemplos hemos trabajado una muestra pequeña (de 35 elementos) con un rango pequeño entre “calidad” y “basura”, además de un periodo histórico con amplios movimientos de retorno en los que el análisis técnico tiende a brillar, mientras que en periodos de subida libre es mucho más difícil batir al mercado y la presencia de cortos puede ser un lastre notable.

Ahora bien, cambie la linea 229 de DbStrategy.py:

self.doTechnical(bars, members, leaders, laggards)

Por la siguiente:

self.doTechnical(bars, members, members, members)

De manera que “abre la veda” y permite al algoritmo buscar oportunidades, tanto de largos como de cortos, a lo largo de todo el universo de inversion, de forma efectiva ignorando los fundamentales. Ejecute de nuevo el Escenario 8 y obtendrá los siguientes resultados:

Abierto
Ratio de Sharpe 62.9
Rentabilidad Anualizada 7.35%
Rentabiliad Acumulada 183.96%
Volatilidad 11.85%
Pérdida Máxima 32.82%

Estos resultados deteriorados, lejos de ser concluyentes, sí que son indicativos de nuestro punto principal: cómo las perspectivas técnicas y fundamentales pueden combinarse para mutuo beneficio.

Tenga en cuenta además que hemos utilizado los valores por defecto en los indicadores, sin jugar con posibles técnicas de optimización, que pronto veremos en sucesivos artículos, precisamente para evitar caer en los espejismos de la sobreoptimización, de la que también hablaremos.

Ahora es momento de que se sumerja por su cuenta en el código y realize sus propios experimentos: modifique los valores, fechas, parámetros… Para facilitarle el buceo las estrategias están apropiadamente organizadas en clases que reutilizan funcionalidad, aprovechando lo bien que maneja Python las complicaciones de la herencia en diamante (y no me refiero a ninguna disputa interna de la familia Rothschild): MyHedgedStrategy hereda de MyCombinedStrategy que combina las características MyFundamentalStrategy y MyTechnicalStrategy, ambas descendientes de MyBenchmark. Muñecas rusas.

Si les ha gustado, por favor pórtense como los caballeros (o caballeras, no sea que me acusen de heteropatriarca) que son y compartan este artículo en sus redes sociales. ¡Gracias por adelantado!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s