El Mecenas

Eusebi Güell se deleitaba paseando entre los pabellones de la Exhibición Mundial, admirando ese despliegue de ingenio humano tanto en las artes como en las ciencias con el que las naciones participantes competían por la atención del público. Discurría el caluroso verano del 1878 y el bullicioso París era un reflejo de la recuperación tras la terrible derrota en la Guerra Franco-Prusiana hacía menos de una década.

Seguir leyendo “El Mecenas”

Anuncios